Horarios: de lunes a jueves 10:00 a 14:00h y de 16:30 a 20:00h / viernes 10:00 a 20:00h / sábados 10:00 a 14:00h

Bienvenido a la Web OutletMoto Madrid.

En nuestro local están los productos de las primeras marcas a precio de liquidación, nuestras estanterías están repletas de artículos para la ciudad, la carretera o el campo. Todo para hacernos más fácil y divertido el uso de nuestra motocicleta.

Os esperamos en nuestras nuevas instalaciones de la C/ Sofía 177A.
Estos días de frío son duros para disfrutar de nuestras motocicletas, buen momento para repasar nuestra necesidades de prendas de abrigo.
Cascos, chaquetas, pantalones, guantes y un largo listado de soluciones a buen precio.
Visita nuestras instalaciones antes de decidir tu compra.

Ten tu maquina a punto.

06/02/2017

TU PASIÓN ES TU VIDA

Cuando te dedicas en cuerpo y alma a tu hobby, y este consiste en vivir a tope flirteando con el riesgo, no debe haber nada que quede a expensas de la buena o mala suerte. Cuando montas en moto, apenas dejas ese resquicio al destino en lo que pueda suceder al otro lado de esa curva ciega que negocias, pero incluso ahí tus armas deben estar preparadas para cualquier eventualidad: los cinco sentidos a máximo rendimiento, la mente libre y despejada para procesar cualquier “imput”, por extraño que este fuera y, cómo no, la moto en perfecto estado para no lamentar una falta de frenado, un error en su cálculo o la más mínima dificultad a cambiar rápidamente de dirección.

Todo esto podría provocarlo un equipo de frenos deteriorado, unas pastillas cristalizadas, unos discos doblados, unos neumáticos “cuadrados” o excesivamente obsoletos. La moto es la prolongación de nuestros sentidos, y si sabes que cuando circulas con alcohol en la sangre tus reflejos no son los mismos que cuando no lo haces, a nuestra compañera le sucede lo mismo; porque unas pastillas de freno al límite de su vida útil no frenan de la misma manera que con forro suficiente, porque un neumático plano por el centro no permite esquivar un animal en la calzada agazapado tras una curva ciega, no reaccionará igual que con su forma original y la goma más o menos reciente en su fecha de fabricación.

Pues bien, a pesar de todo ello, muchos usuarios se conforman con que sus motos funcionen, sin más. No importa que el sonido del hierro de la pastilla sobre la superficie del disco de freno comience a hacerse cada vez más presente… porque la moto sigue frenando. Da igual que los neumáticos lleven montados años y años en nuestra moto porque, simplemente, la usamos tan poco que apenas se desgastan y solo por la zona central; sí, se mueve al pisar una línea blanca, pero sabiéndolo, ¿qué más da? Da auténtico pavor comprobar el estado de algunas motos que encontramos estacionadas en cualquier aparcamiento. A veces pasan por la cabeza cosas como “más le vale al dueño de esta que viva aquí enfrente, porque si rueda así con ella nada bueno le puede suceder en cualquier momento”. A veces, el que esto escribe se le ha ocurrido preguntar al usuario de una moto en pésimo estado si no se ha dado cuenta de que su neumático trasero ha dejado de tener goma en parte de la superficie y comienza a verse la carcasa, recibiendo como respuesta algo así como “ya lo sé, pero de momento no puedo cambiarlo. A ver si mañana me paso por el taller y…”.

Lo más grave de todo esto es que probablemente no haya un “mañana”, y que las consecuencias del reventón del neumático trasero sean inevitables en apenas 500 metros de distancia desde donde se mantuvo esta conversación. Pero además, hemos de tener en cuenta que en invierno todo se multiplica por “infinito”: los riesgos son mayores y no solo tú necesitas ropa adecuada para no sufrir la crudeza del clima, sino que tu moto también requiere componentes en buen estado para garantizarte la seguridad.

Se trata esta de una reflexión provocada por la típica visita al taller para la habitual revisión. Mientras el jefe de mecánicos rellena la hoja de trabajo para que no se le escape detalle de lo que necesita la moto recién llegada, cuenta “de pasada” que aquél amasijo de hierros del rincón pertenece a un cliente que iba a pasar la ITV, cuando el neumático delantero comenzó a descomponerse “en cachitos”. Sí, llevaba más de 10 años montado en aquello que parecía una llanta sin discos y con solo uno de los tres brazos que la componían. ¿Las consecuencias? Su cliente en el hospital con un cuadro clínico difícil de descifrar y la moto, o lo que quedaba de ella, lista para quitarle los tapones de las válvulas a las ruedas. El resto no servía para nada. El jefe de mecánicos continuaba preguntándose, días después de recibir “los restos” en su taller, para qué se dirigía a la Inspección Técnica de Vehículos con un neumático a punto de reventar. Desgraciadamente, su rumbo cambió de la ITV al hospital más cercano, el último trayecto en ambulancia, eso sí. Al menos puede contarlo. Lo inaudito es encajar que podría haberse evitado con un mínimo control sobre su propia moto. Si su hobby es su pasión, ¿por qué arriesgar la vida de este modo? De nuevo volvemos al origen: si de ti depende, aunque solo sea por tu propia seguridad, evítalo. Los medios están en tu mano.

Los articulos que ves son solo una muestra de todos los artículos que tenemos en la tienda.
Consultanos por otras tallas y colores o por otros articulos que encuentres en la pagina principal.

Articulos de motos y motoristas a precios de stock - Outlet Moto Madrid